Press "Enter" to skip to content

Los poetas hierofantes – Julio Sandoval Berti

LOS POETAS HIEROFANTES

La definición envuelve bastantes paradojas aparentes
Fueron como púrpura ahora están blancos como nieve
Se abren para recibir la sabiduría que va mezclada con
        su deleite
Miden la circunferencia y sondean la profundidad de la
        naturaleza
Hacen espacio y dan tiempo
De ser una chispa inextinguible
Los poetas hierofantes son los desconocidos
        legisladores del mundo
Legisladores y fundadores de religiones
Orden surgido del polvo.
 
 

LA INFANCIA

En la infancia del arte
Un niño que juega
Planta en la semilla
Retiene el fruto y la semilla y arranca de la tierra estéril
        el alimento
La planta ha de brotar de su semilla o no tendrá flores
El niño
Es a un tiempo la raíz y la flor
El espíritu que contempla.
 
 

LA EVOLUCION

El hombre no puede decir quiero componer poesía
No tiene conexión necesaria con la conciencia
        o la voluntad
La poesía no es facultad que pueda ejercitarse a medida
        del deseo
La mente es como un carbón apagado que una invisible
        influencia
        como viento inconstante
        despierta a transitoria brillantez
El hombre
Ha penetrado las cavernas
Pero la poesía obra de manera distinta y más divina
La poesía rompe la maldición que nos ata y sujeta
        al accidente
Armonía y lenguaje incendia el espíritu
La poesía es el más infalible heraldo.
 
 

EL CANTO

Existencia misma
El gran instrumento
Naturaleza universal
La cuerda y la armonía
La imaginación a la semejanza de las cosas
Un ruiseñor que permanece en la oscuridad
Canta para alegrar su propia soledad
Es una espada de luz siempre desnuda
Receptáculo de mil combinaciones
Es en sí mismo el caos de un poema cíclico
Es un espejo que embellece lo que está deformado
Espíritu de los acontecimientos que tiene parte
        en lo eterno
Disfraz de circunstancias de todo lo que ama admira
        y quisiera llegar a ser.
 
 

LAS PALABRAS

Aquellas inmortales
Movidas por el espíritu
Y la eléctrica vida que arde en ellas
Son una fuente de la cual manan las aguas de la sabiduría
        y del placer
Son ellas mismas la imagen de todas las mentes
Están sujetas al contraste de los poderes activos
        de la inteligencia
Acciones del universo exterior y de los seres inteligentes.
 
 

EL LENGUAJE

Lo bello: su lenguaje
Todo lenguaje se refiere a la creación
Su verdad: la relación subsistente en una palabra
Aparece ante sí mismo como lo que es: un átomo
        en un universo
Sujeta a unión bajo su yugo de luz todas las cosas
        irreconciliables
Reproduce el universo común del que somos porciones
        y perceptores.
 

LAS PASIONES Y PLACERES

Sensibilidad para el placer es la facultad que contiene
        dentro de sí misma las semillas de su renovación
Hay dos géneros de placer: uno duradero y universal
        y permanente
El otro transitorio y particular
Todo aquello que purifica los afectos ensancha la
        imaginación y añade espíritu a la sensación
        el placer o el bien.
 
 

EL EFECTO

Aquellos que imaginan este orden indestructible
Baste saber el efecto causado en los poetas
Tenemos tragedia
El Lucifer de ese enjambre de estrellas
La maldición de Babel
Iluminando una edad indigna por exceso de dulzura
Espejo que oscurece y contorsiona lo que habría podido
        ser bello
En relación con los objetos que pueden deleitar a
        un niño
La tragedia deleita porque trae una sombra del placer
        que existe en el dolor
La venganza es el ídolo en el culto de las edades
        (porque el salvaje es a los tiempos lo que el niño
        a la edad)
El cuerpo entonces llega a ser pesado en demasía para
        el espíritu que lo anima
Y esto es verdad, es indiscutible, invade todas las
        formas
Pero no existe necesariamente delito en su error
La musa le dictó la canción impremeditada
No todos guardan el mismo orden en los movimientos
        del baile.
 
 

LOS MAESTROS

Los maestros de la flor y el fruto
        profetas
No son más que especiosas lisonjas
Invisible naturaleza del hombre como espejo que refleja
Para colorearlos con su propia luz
La conexión multiplica todos su reflejos
Para ser altamente bueno
El gran secreto de la moral es el amor
Con fuerza y velocidad los poetas estuvieron
        consagrados al amor
Gran maestro de la mímica ideal
Espejo de las gigantescas sombras que el porvenir
        arroja sobre el presente.
 
 
Julio Sandoval Berti
 


«Los poetas hierofantes»: poemas construidos con textos extractados del libro:
SHELLY, Percy. Defensa de la poesía. Buenos Aires: Ediciones Siglo Veinte, 1978.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *